Cenizas a las cenizas

El último aleteo de una mariposa antes de morir, sus alas desplegadas por última vez antes del fatídico final. Así somos de frágiles, cuerpos de porcelana cubriendo un corazón de cristal.
Los golpes se suceden, y con ello las primeras grietas. Un malabarista que no se puede permitir más errores. Cansado de resbalar y echar serrín en los sitios resbaladizos

Polvo eres y en polvo te convertirás! Le dice el otoño a la última agonizante hoja del árbol.
Partiré en el mismo barco, pero esta vez con una nueva vela, y me dejare llevar por la virulenta corriente. Hay veces que es mejor aprovechar el viento que ir en su contra. Puede que llegues antes, y que en el camino explores lugares inexplorados y desconocidos.
El tiempo de prueba ha concluido, no se permite el error.

En este cenicero no caben más fracasos, mas historias con fatídico final.

7 comentarios to “Cenizas a las cenizas”

  1. Siempre quisiera uno que un dolor fuera el último, pero siempre habrá. Son compañeros de la existencia. Pero también la felicidad y el amor. Pegarse de ellos es una de las mejores soluciones.

    Besotes y abrazotes.

    Mua!

  2. victoria Says:

    cual dolor? no hay nada mejor que darse cuenta del error para poder seguir el camino sin cargas inùtiles (y patèticas)

  3. te echaba de menos

  4. victoria Says:

    los sicopatas perversos tambien echan de menos?

  5. no lo se, no conozco ninguno

  6. no hay caso, no tenes conciencia de tu propia gravisima enfermedad…estas perdido

  7. igual que tu, supongo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: