Roberto y Mirella (parte I)

Comienza aquí la primera parte de esta breve serie de dialogos. Entre dos personajes sedientos por su ferviente amor.

Roberto:

-Detente! No des un paso mas! Este corazón palpita de sufrimiento a cada paso que das y se tambalea mi alma cada segundo que te alejas. No hagas cenizas de nuestro mutuo paraíso. No te dejes convencer por los buitres que todos amores acechan y hacen zozobrar. Bien se que tu corazón es para mí, que tu cuerpo se derrite en mis manos y tus labios arden por encontrar los míos. Nuestros encuentros no han sido más que erupciones de este volcán, de este loco amor que palpita con virulencia por vivir. No es acaso nuestro destino, atar nuestros corazones con los lazos de la eternidad?

Mirella:

-Roberto! Calla! Calla! No digas una palabra mas! Mi corazón se contrae a cada una de tus palabras. Evítame este sufrimiento, este lamento en vida. Mi existencia hecha cristal se rompe a cada paso que me aparto de ti. Estoy comprometida, tú lo sabes, voy a casarme. No puedo romper una relación tan longeva por esto. Mi vida es tuya pero yo me debo a él. No puedo hacerle esto, se lo debo por todo lo que ha hecho por mí en esta vida.

Trágate tu amor! Lanza tus recuerdos al abismo del olvido! Y guarda mi corazón, guárdalo junto al tuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: