Llega la hora

Se acerca el momento. El invencible paso del tiempo anuncia un final inminente. Retumba en mi cabeza con insistencia el cruel sonido de las agujas del reloj. La aguja de los segundos corre como el rayo intentando cogerse a si misma. La aguja minutera aunque con más calma avanza con mayor contundencia.

Así es como van pasando alrededor de la aguja de las horas, adelantándola constantemente y afilándola con el roce. Es entonces cuando avanza la hora, en un movimiento centelleante que corta el viento y te deja sin aliento. Se ríe el reloj con el paso de cada hora, estremeciendo todo lo que le rodea.

Tras el golpe final, solo queda un susurro y después, el silencio de medianoche.

2 comentarios to “Llega la hora”

  1. y lo más irónico de todo es que vivimos creyéndonos inmortales.

  2. El tiempo es un compañero traicionero… acelera su paso en los momentos de felicidad o disfrute, pero nos tortura en los momentos desagradables o tediosos con un paso lento; cual bufon puede llegar a ser el tiempo……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: