En la cresta de la ola

En la cresta de la ola, esquivando peligros y preguntas. Acariciando la caprichosa espuma, esa que hay que agarrar con fuerza para que no se escape. Cabalgar sobre la cima nevada de cada ola, respondiendo a su ir y venir. Estoy arriba, estoy encima, el único lugar desde el que se puede ver todo, y el único lugar del que uno se puede caer.

En lo mas alto, donde se rozan las nubes con los dedos, donde se desayuna el cielo. Arriesgando en la dispersa espuma, en sus efímeras burbujas. Respirando lo salado del aire, y el dolor de las heridas. Apostando como siempre, hasta el final, con el objetivo de surfear la ultima ola, y perderme en la espuma.

2 comentarios to “En la cresta de la ola”

  1. Que bien se esta en la cresta de la ola…

    me encanto!

  2. Como no querer estar donde el mar acaricia a sus hijos predilectos con blancos cendales de espuma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: