Noche y melancolía

Entonces despertaría llena como luna después de muchas noches menguando, estiraría los brazos y la sensación de ansiedad desaparecería al instante. No sé si haríamos el amor o desmoronaríamos el tiempo, lo cierto es que la palabra “completos” inundaría toda la habitación. Separados somos galaxias y claro que somos únicos y enteros, pero nos hacemos falta, como cuando ya es muy de noche y necesitas un abrazo fuerte y un beso en la espalda y mis dedos necesitan tus cabellos para hundirse en ellos y hacer circulitos que provoquen sueño. Estar en silencio dibujando poesía en trocitos de piel, viviendo en tu cuello y tú durmiendo en mi vientre o entre mis brazos. Caminar un rato de tu brazo o de la mano, recargarme en tu hombro y saber que el mundo se ve diferente desde el. Entonces me doy cuenta que no estoy durmiendo, que estoy imaginando y el corazón se vuelve loco, gira sobre si mismo y no te halla y yo… Yo llovizno quedito y me lo calmo diciendo, pronto, pronto.

Mercedes Reyes Arteaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: