Archive for the Canciones Category

Canción del pirata

Posted in Canciones, Cosas, Personal, Reflexiones on julio 15, 2010 by Oier

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Istambul:

Navega, velero mío
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá; muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí; tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pechos mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de “¡barco viene!”
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna antena,
quizá; en su propio navío
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

José de Espronceda

Mayo de 2002

Posted in Canciones, Cosas, Música, Personal on agosto 5, 2009 by Oier

Eran las fiestas de su barrio
Mayo del 2002, noches como esas
se merecen su canción.
-“¿Tienes un cigarro?”
-“¿Que me das a cambio?,y se pide por favor”
-“Yo te doy el mundo a largo plazo.
Y a corto un trago de ron”
Y entonces se rió, se rió…

Después de mil copas y mil historias,
vimos parque sur desde la noria,
los coches de choque volaban por el cielo,
su pelo era un castillo flotando,
y el viento, empujando los barcos pirata
fue llevándose la madrugada
y en un 206 recibimos con honores la mañana.
Escribimos la historia en el vaho de las ventanas,
el condón de mi cartera se durmió en su falda
Así acabó lo que empezaba y yo…

Descubrí, que vivir es ganarle batallas a la soledad.
Esta canción no habla de amor,
ella estaba tan sola como yo,
ella estaba tan sola como yo, tan sola como yo…

Después de dos años ayer en su barrio
de nuevo me la encontré.
Iba de la mano de un tío,
y mi novia me preguntó
-“¿esa quien es?”
-“La verdad no recuerdo la conozco pero ya no se de qué. Vámonos a casa”.
Tú estabas cansada
-“y mira ya la hora que es… las 5 menos diez,
menos diez…”

Esa noche en la cama dormí tan despierto,
soñando que algunos momentos
son historias de un día
con destino a la melancolía,
historias que acaban en simples recuerdos.
Aunque os juro que aquello
no lo cambio por lo que ahora tengo.
Pero os voy a contar un secreto,
las dos se merecían esta canción
una por una noche, otra por un millón

Así acabó lo que empezaba y yo…

Descubrí, que vivir es ganarle batallas a la soledad.
Esta canción no habla de amor,
ella estaba tan sola como yo,
ella estaba tan sola como yo, tan sola que…

Descubrí, que vivir es ganarle batallas a la soledad.
Esta canción si habla de amor,
ellas estaban tan sola como yo,
ellas estaban tan sola como yo, tan sola que…

Eran las fiestas de su barrio, Mayo del 2002.
Noches como esas se merecen su canción…

Cancion aqui.

Pacto entre caballeros

Posted in Canciones, Cosas, Música on junio 24, 2009 by Oier

No pasaba de los veinte
el mayor de los tres chicos
que vinieron a atracarme el mes pasado.
“Subvenciónanos un pico
y no te hagas el valiente
que me pongo muy nervioso si me enfado.”
Me pillaron diez quinientas
y un peluco marca Omega
con un pincho de cocina en la garganta,
pero el bizco se dio cuenta
y me dijo -”oye, colega,
te pareces al Sabina ese que canta.”
Era un noche cualquiera,
puede ser que fuera trece,
¿qué más da? pudiera ser que fuera martes.
Sólo se que algunas veces
cuando menos te lo esperas
el diablo va y se pone de tu parte.
-”Este encuentro hay que mojarlo
con jarabe de litrona,
compañeros antes de que cante el gallo”-
-”tranquilo, tronco, perdona,
y un trago pa celebrarlo”-
los tres iban hasta el culo de caballo.
A una barra americana
me llevaron por la cara,
no dejaron que pagara ni una ronda,
controlaban tres fulanas
pero a mi me reservaban
los encantos de “Maruja la cachonda”.
Nos pusimos como motos,
con la birra y los canutos
se cortaron de meterse algo más fuerte;
nos hicimos unas fotos
de cabina en tres minutos…,
parecemos la cuadrilla de la muerte.
Protegidos por la luna
cogieron prestado un coche,
me dejaron en mi queli y se borraron
por las venas de la noche
-”enróllate y haznos una
copla guapa de la tuyas”- me gritaron.
Me devolvieron intacto,
con un guiño mi dinero,
la cadena, la cartera y el reloj;
yo, que siempre cumplo un pacto
cuando es entre caballeros,
les tenía que escribir esta canción.
Hoy venía en el diario
el careto del más alto,
no lo había vuelto a ver desde aquel día;
escapaba del asalto
al chalé de un millonario
y en la puerta le esperó la policía.
Mucha, mucha policía…

Video aqui.

Sucede que a veces

Posted in Canciones, Cosas, Música, Reflexiones on enero 21, 2009 by Oier

Resulta que el viejo Sísifo fue condenado a llevar una piedra a lo alto de una montaña, para justo cuando estaba llegando a la cima ver como se le resbalaba de entre las manos y rodaba ladera abajo  de forma que tenia que empezar de nuevo con el trabajo esa era su condena. El amor a veces se nos antoja una tarea tan ardua como la que le fue encomendada a Sísifo y a veces podemos llegar a pensar que ciertos fracasos son ineludibles, no siempre es así, nada esta escrito ni predeterminado. Es más, la excusa mas cobarde suele ser culpar al destino. A veces un rallo de felicidad, un destello de luz se cruza por tu camino y hace que cambien tus planes, sucede a veces, que algo te eriza la piel y te rescata del naufragio.

Sucede que a veces la vida mata y el amor
te echa silicona en los cerrojos de tu casa,
o te abre un expediente de regulación,
y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas.
Sucede que a veces sales de un bar y la luz
quema la piel de este vampiro que te ama,
te llena la frente de fino polvo marrón-sur,
bostezas y te queman agujetas en las alas.

Pero sucede también
que, sin saber cómo ni cuándo,
algo te eriza la piel
y te rescata del naufragio.

Y siempre es viernes, siesta de verano,
verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
tormentas que apagan el televisor.
Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
hoy ceno contigo, hoy revolución,
reyes que pierden sus coronas,
verte entre la multitud,
abrazos que incendian la aurora
en las playas del sur…

Ismael Serrano

Días mejores

Posted in Canciones, Música on agosto 25, 2008 by Oier

Esta canción, no lejos de disipar la oscuridad cuando quedas envuelto en una negra maraña de problemas y de salidas de emergencia cerradas, en vez de solucionarte los problemas, arroja luz sobre ellos cuando tu ceguera te impide ver. Una muy buena canción de Loquillo y los trogloditas.

Loquillo y los trogloditas – Días mejores

Días mejores entre alambres de espino
envueltos en momentos en que es dificil ver
van llegando solos, es correcto el camino
no te desvies, el final esta al caer.

Dias mejores estan al llegar
muy pronto y sin avisar
cuando esa guitarra suene aún sin afinar
y la energia que fue otra vez sera
y asi podras olvidar.

Hablas de destruccion
pero no esta listo el final
los dias mas negros suelen clarear
y hasta el hombre mas solo puede asegurar
que los dias malos tienden a mejorar.

Feliz cumpleaños!

Posted in Canciones, Cosas, Fotos, Frases, Historias & Relatos, Mas que mil palabras, Música, Personal, Poemas, Propios, Reflexiones on julio 15, 2008 by Oier

Mi pequeño infierno cumple 1 año! 🙂 Casi se me pasa jeje. Este monasterio de reflexion para caminantes de la vida cumple un año.

Muchas gracias a todas las personas que se detuvieron aqui a reflexionar y dejaron su huella antes de marcharse.

Gracias de verdad 😉

Fecha caducada

Posted in Canciones, Música on abril 18, 2008 by Oier

Canción de el antiguo grupo Los Piratas, como su título indica, todo tiene una fecha de caducidad. Todo se termina, todo tiene su tiempo de vida y despues muere, eso es lo que cuenta la cancion.

Los Piratas – Fecha caducada

Y los demonios de la noche bajaron
y nos rompieron los oídos
gritando lo que tu nunca quieres oir
creo que explotó la habitación
y se quedo tan fria la cama
que tu no parabas de llorar

No me importaria morirme ahora
porque no me queda nada
solo me quedas tu
Tu y esta cama oxidada
creo que no llegare a mañana

Ya veras sigue asi
perfectamente puesta
que siempre esta invitada
con fecha caducada

Ya veras sigue asi
con fecha caducada
que todo asi compensara

y los demonios de la noche bajaron
y nos gritaron al oido
quitar,
poner…
encender la luz para ver la sombra
que todo se nos va de las manos sin querer
seguir gritandonos a la cara
como dos hermanas!!
luchar,
perder,
hablar…
llegar a nada
que pronto quemaremos la cama
nuestro hogar

Ya veras sigue asi
perfectamente puesta
que siempre esta invitada
con fecha caducada

Ya veras sigue asi
con fecha caducada
que todo asi compensara